Fortianitas
131
Ya llevo rato sin abrir temas, así que ya vengo con algo que me pareció interesante compartir. Es una nota sencilla que vi en una revista con respecto a los tipos de enojos, escrito por la Lic. Gloria Gitaroff (la verdad ni idea de quién sea, pero interesante es la nota).

Bueno, pues escribiré la nota de manera más o menos textual (quizá resuma un pelín):

1) El que calla... hasta que explota:

Hay muchas personas a quienes les cuesta enojarse y entonces, cuando algo les molesta, les aflige o parece injusto, no lo manifiestan por miedo a incomodar a los demás o, peor aún, por miedo a que lo hagan a un lado o lo dejen de querer. Esos enojos que se van sumando, los hacen explotar -en algún momento- por acumulación, generalmente por hechos sin importancia, pero que son los que rebasan el vaso por tanto enojo guardado. Para colmo, precisamente por estallar por un motivo insignificante, nadie les da la razón, y los tratan de exagerados.

Consejo: Si ustedes conocen a alguien que, pase lo que pase, rara vez se enoja, estén atentos a las señales mínimas que puedan dar, e invítenlo a que se sincere (aaaaaw).

2) El que explota y enseguida se le pasa:

Son aquellos que reaccionan ante las circunstancias más leves con la misma fuerza y sentimientos con las que se enfrentarían a situaciones realmente importantes. "Es como si quisiera sacarse de encima el enojo tirándoselo al otro, como quien pasa un paquete molesto, y luego se queda tranquilo" ejemplifica Gitaroff.

Consejo: Si usted se siente identificado con esta conducta se le recomienda que piense que son actitudes injustas, que dañan a los demás, y que, por otra parte, es esclavo de esas conducta estereotipadas, que lo hacen perder amigos, tal vez una pareja y, por qué no, oportunidades laborales.

3) Los que sufren en silencio:

Se sienten incapaces de reaccionar y suelen decir frases como "yo no sirvo para reclamar lo mío", "no es para tanto". Sin embargo, aunque no se expresen, no significa que no estén afectados por la situación. Estas personas también acumulan agravios, pero no sólo en el pensamiento o en la memoria, sino que lo no expresado pasa a dañar el cuerpo, y surgen las llamadas enfermedades psicosomáticas: úlceras, asma, o excesos con la comida, entre otras.

Consejo: Al tratarse de una inhibición ya instalada en el psiquismo, no hay otra posibilidad que recurrir a terapia.

4) Rumiando enojos:

Este estilo de enojos es más frecuente entre las mujeres. Algunas llegan a tener enojos interminables, y los sacan a relucir cada vez que tienen oportunidad, en el lenguaje corriente, "pasan facturas", explica Gitaroff.

Consejo: "Sería interesante que reflexionaran acerca de que por más que reclamen por lo que ya pasó, no habrá manera de un replay, para volver atrás y tener aquello que no tuvieron; que, de ser posible den por archivado lo sucedido, y se dediquen no a repasar sentimientos viejos, sino a estar disponibles para los sentimientos actuales" recomienda Gitaroff.

5) Los violentos:

Es un grado inadmisible de enojo, que tiene que ver más con la personalidad belicosa del que se enoja, que con el daño, amenaza o maltrato sufrido. Aquí se trata de patologías serias, que por lo general son autojustificadas porque es el otro el que les provoca ese estado, el famoso "tú tuviste la culpa de que yo...", que borra de un plumazo el hecho de que los propios actos son siempre responsabilidad del que los realiza. A veces, los que lo rodean, empiezan a tenerle miedo y tratan por todos los medios de evitar los actos que pueden provocarlo, y la vida de todos se convierte en un infierno.

Consejo: Este tipo de enojo no puede resolverse por sí solo, debe consultar con un especialista, pues la personalidad belicosa muchas veces esconde detrás de sí otras patologías. Se recomienda terapia, pues el problema es que, para el que sufre este tipo de enojo, todo (personas y situaciones) no hacen sino enfurecerlo. No entender que el problema está en uno y no en los otros, convierte el enojo en incontrolable.

Conclusión: Nadie es esclavo de su carácter. Si bien mucho de lo que somos lo traemos desde el nacimiento, eso no significa que es inmodificable; el "mal carácter" se puede moldear de acuerdo a nuestros deseos, en un trabajo cotidiano y que merece ser hecho, más allá de la edad que se tenga, por sí mismo o eventualmente con la ayuda de un terapeuta.

***

Bueno, no sé ustedes, pero a mí me pareció interesante. Y la pregunta sería:

¿Cuál vendría siendo tu tipo de enojo? ¿recuerdas alguna anécdota en donde te has enojado mucho pero no pudiste expresar, o bien te expresaste de más?

En mi caso, yo tengo una sangre muy fría, la verdad, y no suelo enojarme demasiado porque muchas cosas no me producen siquiera algo. Pero creo que, a pesar de mi sangre fría, soy de las que calla y luego explotan.

Recuerdo un enojo más o menos reciente. Un maestro mío, que en ese entonces era mi jefe en casi todo (por todos lados le veía), pasaba por momentos de estrés y nos trataba a todos muy mal. A mí me llegó a molestar muchas veces, pero siempre callaba y sólo le venía contando a mi madre. Pues nada, que este jefe se enojaba porque yo tomaba decisiones sin consultarle (porque en realidad yo hacía su trabajo y casi no le veía en la escuelita, con los chicos). Las decisiones, dicho sea de paso, no eran cosas graves -o eso creo-, tan sólo eran cosas como invitar a otras personas a dirigir un ensayo de la orquestita o convocar junta de maestros para ver cómo daríamos clases y no invitarle (jeje =P).

Pues nada, que una vez fue a la escuelita (a la que casi no iba) sólamente para regañarme. Esa vez no dije nada, porque sino lloraría o algo así. Pasó el tiempo y en cierta ocasión, por haber contestado el correo de otro director, sin haberle dicho a él, comenzó a recordarme (aunque más o menos tranquilo) en lo que supuestamente habíamos quedado (en darle santo y seña de todo lo que hacíamos). Entonces, salté como casi nunca lo hago. Estaba sentada, me levanté como un resorte y le dije, casi gritando: "ah, entonces, ¿es mi culpa que fulanito...?" y aquí ya solté todo lo que tenía que decir. Aunque, curioso, con mis maneras muy... propias xD (piediendo disculpas mientras me expresaba, y al mismo me intentaba contener). La verdad es que todos me vieron extrañados y hasta mi jefe se sorprendió porque nadie me había visto así.

Al final, curiosamente, me dijeron mis compañeros: "creo que exageraste un poco". Pero lo bueno es que mi jefe entendió y de aquí en adelante el trato que comenzó a prodigarme fue diferente xD

En fin, ¿qué tal ustedes?
 
Fortianitas
3
Pues yo he padecido del primero por cosas de familia... y ya exploté U.U no le soporto nada a nadie en casa, ya no me callo ni me dejo ofender o menospreciar como lo han hecho toda la vida conmigo (mi propia madre, joder) es una pena pero es lo que hay, me controlo a mi misma pero a ratos no puedo y le digo sus errores en la cara, esa mierda del favoritismo entre hijos jode cualquier relación familiar TT__TT
 
Fortianitas
0
Yo creo que "hago uso" de todos los tipos O_O Salvo del violento, quizás. Aunque supongo que ha habido ocasiones para todo.

En general me identifico más con el 2 y con el 3, dependiendo cuál de con quién me enfade.
 
Fortianitas
131
CinthyaVerlaine dijo:
Pues yo he padecido del primero por cosas de familia... y ya exploté U.U no le soporto nada a nadie en casa, ya no me callo ni me dejo ofender o menospreciar como lo han hecho toda la vida conmigo (mi propia madre, joder) es una pena pero es lo que hay, me controlo a mi misma pero a ratos no puedo y le digo sus errores en la cara, esa mierda del favoritismo entre hijos jode cualquier relación familiar TT__TT

Eso parece más bien del tipo número 4. Mi madre es un poco así. El inicio de su matrimonio no fue precisamente bueno y aguantó muchos años de indiferencia y menosprecio. Ahora la cosa ha mejorado, pero no ha podido superar todos esos años de sufrimiento y ahora por cosas que no son tan importantes, pero que le recuerdan a su pasado, se lleva muchos enojos. Es decir, es poco tolerante con todo lo que le recuerda a sus anteriores sufrimientos.

Space Lion dijo:

Parece el tipo más común, por lo que veo xD. ¿Algún enojo gordo que te hayas llevado antes? =O

Benjamin VR dijo:
Creo que soy el segundo, me gusta decir lo que pienso en ese mismo instante lo cual puede ser por un enojo.

¿Ello no te ha ocasionado problemas antes o hecho sentir mal a alguien?

Cel356 dijo:
Del 2, en especial cuando hago algo relacionado a la contabilidad (odio la contabilidad!)

Jajaja, qué raro enojarse con una actividad xD. Quizá no sea raro, pero no lo entiendo del todo jaja.

LeVel dijo:
antes era el primero... pero una vez que exploté me convertí en el segundo

Yo "exploté" y aún sigo siendo del tipo 1 xD.

Branzzo dijo:
Yo creo que "hago uso" de todos los tipos O_O Salvo del violento, quizás. Aunque supongo que ha habido ocasiones para todo.

En general me identifico más con el 2 y con el 3, dependiendo cuál de con quién me enfade.

Quizá es que no eres de un tipo en especial. Quizá tus enojos son más razonables y, quizá, hasta saludables xD
 
Fortianitas
0
yo soy el 1, 2, 3 xDDDDD

Me acuerdo que dos veces he explotado.. ah no, 3, la primera fue en la basica, les dije a mis compañeras viejas cuicas y no se que cosa xDDD, despues fue en la media, patie una mesa, que verguenza me da recordarlo.. y la tercera, no se, me enoje con mi mamá, ya ni me acuerdo por que..
 
Fortianitas
4
Fui del 1 hasta más o menos los 20 años, tanto así que me apodaban "el niño feliz", pero lo cierto es que al menos una vez al año explotaba de forma exagerada (crisis de pánico, gritos, espasmos y esas cosas que te hace parecer un loco). El psicólogo me recomendó comenzar a expresar las cosas que me molestan de la gente y después de un período de transición entre los 20 y 22 años en los que aún solía estallar de vez en cuando (en menor grado), ahora soy de los que dice las cosas a la cara tal y como me pegan: si me molesta como viniste vestido te lo diré. Aunque suene apestoso, me he convertido en un perfeccionista algo molesto y he perdido a mucha gente de mi lado pero me vale, porque he ganado otros buenos amigos que han visto en mí una persona capaz de defenderlos hasta la muerte con tal de que no los pasen a llevar y así como así los cojones se van contagiando y estoy rodeado de mucha gente valiente que no se deja pasar a llevar por nadie. Creo que soy o una muy buena o una muy mala influencia para mis amigos :D:

Se supone que tengo un trastorno bipolar o algo por el estilo, pero me da miedo ir a que me diagnostiquen xD
 
Fortianitas
7
Estoy como tú, Soria, aunque con el paso del tiempo me estoy doy cuenta que ya no reprimo mucho mi enojo y ya digo las cosas a la cara en el momento justo, sin esperarme y guardarme cada piedra en el costalito, por que sinceramente si sigo aguantándome repercute en mi salud, igual cuando estallaba si me aceleraba mucho, cosa que también me hizo daño, por eso ya trato de ser como hielo: Que los detalles tontos se me resbalen. Cuando tenga que enfadarme de verdad sea de forma justa y hablarlo con transparencia y firmeza, sin faltar el respeto.
 

Cel356

Ultimate
Fortianitas
471
Soria dijo:
Cel356 dijo:
Del 2, en especial cuando hago algo relacionado a la contabilidad (odio la contabilidad!)

Jajaja, qué raro enojarse con una actividad xD. Quizá no sea raro, pero no lo entiendo del todo jaja.

piensalo como cuando tu mama te mandaba hacer algun mandado y tu no lo querias hacer.... yo lo llevo al extremo, ni me gusta que me hablen cuando lo hago.
 
Fortianitas
0
Dark Linux dijo:
Entre el 1 y el 3 (?)

:puppylosojos:


Aunque yo casi nunca me enojo o.o

Yo estoy igual.

Hoskar dijo:
Fui del 1 hasta más o menos los 20 años, tanto así que me apodaban "el niño feliz", pero lo cierto es que al menos una vez al año explotaba de forma exagerada (crisis de pánico, gritos, espasmos y esas cosas que te hace parecer un loco). El psicólogo me recomendó comenzar a expresar las cosas que me molestan de la gente y después de un período de transición entre los 20 y 22 años en los que aún solía estallar de vez en cuando (en menor grado), ahora soy de los que dice las cosas a la cara tal y como me pegan: si me molesta como viniste vestido te lo diré. Aunque suene apestoso, me he convertido en un perfeccionista algo molesto y he perdido a mucha gente de mi lado pero me vale, porque he ganado otros buenos amigos que han visto en mí una persona capaz de defenderlos hasta la muerte con tal de que no los pasen a llevar y así como así los cojones se van contagiando y estoy rodeado de mucha gente valiente que no se deja pasar a llevar por nadie. Creo que soy o una muy buena o una muy mala influencia para mis amigos :D:

Se supone que tengo un trastorno bipolar o algo por el estilo, pero me da miedo ir a que me diagnostiquen xD

También estás con la moda de esas adolescentes bipolares? Jajajajaja. Tu miedo es que te detecten todo normal. O peor aún, otra cosa que nada tiene que ver, la bipolaridad es un trastorno que debe ser tratado a tiempo porque el afectado básicamente pasa de estados de depresión a euforia y no se da cuenta. Jajajajajajaja, que gracioso eres..
 
Fortianitas
131
Zeldas Arakeist dijo:
Estoy como tú, Soria, aunque con el paso del tiempo me estoy doy cuenta que ya no reprimo mucho mi enojo y ya digo las cosas a la cara en el momento justo, sin esperarme y guardarme cada piedra en el costalito, por que sinceramente si sigo aguantándome repercute en mi salud, igual cuando estallaba si me aceleraba mucho, cosa que también me hizo daño, por eso ya trato de ser como hielo: Que los detalles tontos se me resbalen. Cuando tenga que enfadarme de verdad sea de forma justa y hablarlo con transparencia y firmeza, sin faltar el respeto.

Yo no es que me guarde cada piedra a propósito. Para empezar, dificilmente algo me llega a exasperar, pero cuando lo hago las lágrimas acuden a mí.

A mí no me gusta mucho expresarme con lágrimas. Yo creo que lo principal es la comunicación: que nos demos a entender y que nos entiendan. Si yo me expresara con lágrimas, probablemente la otra persona se sentiría manipulada. Si yo fuera de las que exploto en un momento y digo las cosas sin reparos, puedo decir cosas que realmente no siento.

La cosa es que en el momento en que siento el enojo, no me siento en condiciones de responder de manera que no me malinterpreten (que no sea con gritos o con lágrimas), prefiero callar y después volver a ese tema para resolverlo, cuando me sienta más calmada.
 
Fortianitas
6
Yo rara vez me enojo, casi nunca me molesto, ni tampoco soy rencoroso. El problema es que cuando hablo en serio la gente me dice "ya te enojaste" o cuando empiezo a hablar de manera razonada, siempre me dicen "no pensé que te fueras a molestar". Lo peor fue cuando hasta en msn cuando dejaba de usar iconos me decían "andas enojado" o "algo te pasa". Igual aquí se han tomado a mal algunos de mis comentarios cuando en realidad no iban con mala intención.

Con los años aprendí a controlar mi carácter, o simplemente a reaccionar de la mejor forma. Pero no por ello evadí el punto de llegar a los golpes, lo que en su tiempo consideré como necesario y con el tiempo me arrepentí, ya que las consecuencias de ello bien pudieron resultar en una tragedia tanto como para mí como para la otra persona.

El último coraje que hice fue cuando en el Ultimate Team de fifa 13 sufrí una derrota por handicap y aventé el mando y apagué el Xbox.
 
Hey Listen!
Hola , Esta discusión no ha tenido una respuesta en mas de 3 años.

Es posible que este tema no requiere mas discusión. Si sientes la necesidad de contestar, puedes hacerlo, pero recomendamos crear un tema nuevo para dar tu opinión.