Fortianitas
395

Este me llamó la atención, trata las controversias que hay con los distintos tipos de edulcorantes, el Aspartame es de los mas controversiales, además de que es de los mas preferidos, pues su sabor es similar al azúcar e intensifica sabores. Otra cosa que me llamó la atención es que también pone a debate si realmente estos sustitutos ayudan a las personas que quieren bajar de peso, buscando endulzantes con menos calorías:

''There is some ongoing controversy over whether artificial sweetener usage poses health risks. A study done in 2005 by the University of Texas Health Science Center at San Antonio showed that, rather than promoting weight loss, the use of diet drinks was a marker for increasing weight gain and obesity. Those who consumed diet soda were more likely to gain weight than those who consumed naturally-sweetened soda.[13] Animal studies have convincingly proven that artificial sweeteners cause body weight gain. A sweet taste induces an insulin response, which causes blood sugar to be stored in tissues, but because blood sugar does not increase with artificial sweeteners, there is hypoglycemia and increased food intake. So in the experiment, after a while, rats given artificial sweetener have steadily increased caloric intake, increased body weight, and increased adiposity.[14,15]

Other adverse effects or health hazards will be discussed with individual compounds.''
 
  • Trifuerza
Reacciones: Calabaza
Fortianitas
11
"It was suggested that some of the untoward effects of aspartame may be caused by a sudden increase in brain phenylalanine levels, especially when the sweetener is consumed along with foods high in carbohydrates. Carbohydrates trigger insulin release into the bloodstream which, in turn, makes it easier for phenylalanine to cross the blood-brain barrier.[31]"

"The effect of aspartame during reproduction, development and lactation has been evaluated in rats, mice, hamsters, and rabbits. No-effect levels of exposure during reproduction and gestation have been reported to range from 1,600 mg/kg bw/day in rabbits to 4,000 mg aspartame/kg bw/day in rodents. Human clinical studies with daily doses of 75 mg/kg bw/day (more than 15 times the estimated daily average intake and 1.5 times the established Acceptable Daily Intake ( ADI) by the FDA) of aspartame for 24 weeks were not associated with any significant changes in clinical measures or adverse effects. The effect of aspartame on behavior, cognitive function, and seizures has been studied extensively in animals, and in healthy children, hyperactive children, sugar-sensitive children, healthy adults, individuals with Parkinson's disease, and individuals suffering from depression.[35]"

"Several studies, in vitro or in vivo, indicate that aspartame or its metabolites may affect certain enzyme activities in the brain, for example, acetylcholinesterase,[41] Na+/K+-ATPase,[42] or cytochrome P450 (CYP) enzymes.[43]"

"A number of studies focused on the effects of aspartame on appetite/hunger and food intake,[4446] as it has been suggested that aspartame may have modulating effects on these body responses, even resulting in the converse effect than that intended, namely obesity rather than body weight maintenance or loss. The National Experts have noted that there is little or no substantive data suggesting that aspartame affects appetite/hunger, food intake. A study focusing on aspartame, such as that performed by Just et al., which looked at cephalic insulin response in healthy fasting volunteers after taste stimulation, comparing sucrose, starch and saccharin, warrants further consideration.[47]"

"Safety concerns pertaining to sucralose revolve around the fact that it belongs to a class of chemicals called organic chlorides, some types of which are toxic or carcinogenic; however, the presence of chlorine in an organic compound does not in any way ensure toxicity. The way sucralose is metabolized may suggest a reduced risk of toxicity. For example, sucralose is extremely insoluble in fat and thus does not accumulate in fat as do some other organic chlorides; sucralose also does not break down and dechlorinates only under conditions that are not found during regular digestion.[50]

Sucralose is considered safe for all segments of the population, including people with chronic health problems such as diabetes. A three-month study of 128 people with diabetes, in which sucralose was administered at a dose approximately three times the maximum estimated daily intake, showed no adverse effects on any measure of blood glucose control.[51]"

The toxic truth about sugar

"Many people think that obesity is the root cause of these diseases. But 20% of obese people have normal metabolism and will have a normal lifespan. Conversely, up to 40% of normal-weight people develop the diseases that constitute the metabolic syndrome: diabetes, hypertension, lipid problems, cardiovascular disease andnon-alcoholic fatty liver disease. Obesity is not the cause; rather, it is a marker for metabolic dysfunction, which is even more prevalent."

"Over the past 50 years, consumption of sugar has tripled worldwide."

"A growing body of scientific evidence is showing that fructose can trigger processes that lead to liver toxicity and a host of other chronic diseases[1]."

"Evolutionarily, sugar was available to our ancestors as fruit for only a few months a year (at harvest time), or as honey, which was guarded by bees. But in recent years, sugar has been added to nearly all processed foods, limiting consumer choice[3]. Nature made sugar hard to get; man made it easy. In many parts of the world, people are consuming an average of more than 500 calories per day from added sugar alone."

Global-sugar-glug-Nature-Lustig-paper-figure.jpg


"A growing body of epidemiological and mechanistic evidence argues that excessive sugar consumption affects human health beyond simply adding calories[4]. Importantly, sugar induces all of the diseases associated with metabolic syndrome[1,5]. This includes: hypertension (fructose increases uric acid, which raises blood pressure); high triglycerides and insulin resistance through synthesis of fat in the liver; diabetes from increased liver glucose production combined with insulin resistance; and the ageing process, caused by damage to lipids, proteins and DNA through non-enzymatic binding of fructose to these molecules. It can also be argued that fructose exerts toxic effects on the liver that are similar to those of alcohol[1]."

"Specifically, sugar dampens the suppression of the hormone ghrelin, which signals hunger to the brain. It also interferes with the normal transport and signalling of the hormone leptin, which helps to produce the feeling of satiety. And it reduces dopamine signalling in the brain's reward centre, thereby decreasing the pleasure derived from food and compelling the individual to consume more[1,6]."
 

The Question

¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?
Fortianitas
23
Deberías poner en el primer post cual es el propósito de este tema para que la gente que no estuvo en el chat tenga mas contexto. Asumo que estamos examinando los efectos de la azúcar y los edulcorantes.


Este artículo re-examina los resultados reportados por varios estudios en 2006 y 2007 por el Ramazzini Institute (RI).

El nombre del artículo me resulta sospechoso, "new evidence for causation" implica que existe nueva evidencia, pero esto no refleja los resultados del análisis. Este análisis sólo examina los resultados de varios estudios de hace 15 años para comprobar que los estudios originales no tenían rastros de Mycoplasma (una bacteria que causa infecciones en los pulmones). Pero esto en sí mismo no demuestra que los estudios de Ramazzini fueran o no exacto en sus declaraciones.

Los estudios originales de RI son estos:

Para demostrar lo que busca el artículo entonces tendría que hacer un estudio nuevo, porque los estudios de RI han sido bastante criticados, y desde entonces han habido muchos otros estudios porque el aspartame ha sido parte del consumo popular desde hace décadas, y estudios abundan.

Una respuesta al estudio de RI seria esta revisión sistemática, que es un tipo de revisión que recopila y sintetiza los hallazgos de estudios sobre un tema, y usa una metodología para evaluar los estudios.

Systematic review and evaluation of aspartame carcinogenicity bioassays using quality criteria

Esta revisión en particular hace una evaluación de 9 estudios con histopatología (el análisis de células y tejido enfermos), incluyendo los tres estudios de RI. Esta revisión usa el método Klimisch, que evalúa la credibilidad de estudios toxicológicos usando cuatro categorías/códigos (Confiable sin restricciones, Confiable con restriccion, No fiable, y No asignable).

Los resultados de esa evaluación clasifican al Ramazzini Institute como "No fiable" (codigo 3) debido a que no toma en cuenta que el riesgo de cáncer incrementa con la edad del animal, y la necropsia fue hecha al final de sus vidas, y porque la especie del animal usado (ratones swiss), tiene un riesgo mas alto de enfermedades y los dos tipos de cáncer encontrados en los estudios.

Ya pa terminar este post mi aporte al tema del aspartame es un estudio federal examinando el efecto de bebidas con aspartame en 473,984 personas entre edades 50 a 71. Los hallazgos no dan credibilidad a la hipótesis de que aspartame incrementa riesgo de cáncer cerebral o hematopoyético.


EDIT

Este artículo no tiene que ver con el tema del azucar (?) y me parece amarillista. Mi opinión personal es que no lo pondria en el indice. Si vamos a hablar de ese tema creo que seria mejor usar el articulo de Wikipedia.
 
Fortianitas
621
No voy a leer ninguno de esos links, nomás compartiré mi experiencia.

Hasta hace poco más de un año consumía lo que entonces consideraba una cantidad normal de azúcar, tal vez un poquito más de lo recomendado pero sin excederme: bebidas dulces o alcohol una vez a la semana (a lo sumo dos), postres varios cuando antojaban pero sin olvidar la comida de verdad, yogur comercial (con exceso de azúcar) frecuente, mate, café y cereales acompañados siempre por azúcar o miel, etc. Cuando salía de casa sin dinero por prolongadas horas cometía mis mayores excesos, pues entonces terminaba comprando alfajores, galletitas dulces o facturas con dulce de leche. Pesaba entre 100 y 105 kg midiendo poco más de 1,80, pero aquello no me despeinaba, lo creía natural debido a mi poco interés en las actividades físicas y mi ligera glotonería (siempre comía más que el resto).

Por casualidad me llegó un video de un tal doctor Robert Lustig que se había hecho viral una década atrás:

Lo cierto es que varias cosas que dijo no me convencieron (y algunas siguen sin hacerlo) y su retórica victimista choca un poquito con mi personalidad, pero me dejó intrigado, y como estoy lejos de ser nutricionista no me sentí en posición de juzgar demasiado. Así que sencillamente decidí poner a prueba su tesis, decidí no ingerir azúcar por una o dos semanas, exceptuando la de las frutas (sin exprimir), a ver qué pasaba. Creí que sería cosa fácil, pero sorprendentemente la primera semana me fue durísima, ninguna comida parecía saciar mi apetito y me sentía desesperado por cualquier cosa dulce. Cuando Lustig hablaba de adicción por el azúcar, yo asumía que lo hacía figurativamente y que sólo estaba hablando del bloqueo de leptina "forzando" a la persona a comer más de lo que sea, pero no, mi cuerpo me pedía azúcar. Para la segunda semana el ansia se volvió mucho más débil pero siempre presente. De más está decir que la experiencia me dejó con algo de miedito, por lo que decidí volver permanente mi nueva dieta.

La comida comenzó a saciar mucho más rápido, quienes me conocen se sorprendían viéndome comer la mitad de lo usual, y una nueva compulsión apareció: Comencé a sentirme encerrado entre cuatro paredes y a querer salir de casa y hacer cualquier cosa, a gastar energía como sea. Comencé a caminar, actividad que antes también disfrutaba pero inusualmente, ahora tres o cuatro veces por semana. Las primeras veces terminaba exhausto y adolorido tras recorrer unos pocos kilómetros, pero los músculos rápidamente se adaptaban y a la semana siguiente ya podía duplicar la distancia sin problemas, y la mera mejoría física se volvió también gratificante. Hoy puedo caminar 70km en un solo día sin causar fatiga o dolor muscular. Claro que la caminata demanda mucho tiempo, por lo que ahora prefiero trotar o levantar pesas. Es gracioso, yo antes creía que los atletas eran meros masoquistas o esclavos de la vanidad, sin imaginar que su actividad la realizaban por necesidad.

En cuatro meses había perdido 20 kg, y mi salud mejoró en varios otros aspectos, desapareciendo por completo algunos problemas que me eran frecuentes. Y aunque no todo fue color de rosas desde entonces (la pérdida de peso repentino y ejercicio poco adecuado me trajeron problemas lumbares que me paralizaron por dos meses, y por bestia llegué a envenenarme por exceso de fibra, lol), mi vida mejoró inmediatamente, y me siento más vigoroso que nunca.

Ahora, ¿era todo culpa de la fructosa? No lo sé. Tal vez mi nueva dieta lo que en realizad hizo fue reducir la glucosa (que según Lustig es inofensiva), tal vez ella sea la culpable. Tal vez, porque para reemplazar los postres me vi obligado a consumir más fruta (que también tiene fructosa) ahora estoy mejor nutrido. Tal vez incluso mi cambio se deba a mera sugestión, quién sabe. No soy médico, ni tampoco consulté a nadie al respecto. Pero recomiendo a quien lea a hacer el mismo experimento: dejar de consumir azúcar (y miel, e incluso jugo de frutas) por un par de semanas, luego me cuentan.

Obviamente los endulzantes artificiales no son una buena alternativa, o al menos así siempre lo creí. El único sustituto que uso es estevia, tanto en yuyos (para infusiones) como líquida; es barata y endulza bien, ignoro cuán saludable realmente sea pero por ahora se dice que es buena. Pero no sirve para todo, y en ocasiones al azúcar se lo extraña. A veces me desespera el no poder comer unas facturas con crema pastelera. Pero entonces recapacito, recordando mi lamentable estado de salud anterior, y me hago un licuado de banana con leche, que es igual de sabroso.

tl;dr: Ultima > Dragon Quest. Pero eso ya lo sabíamos.